lunes, 30 de mayo de 2011

Para volver a amar (kany García)


Mírame ya me vez
creyéndome tan fuerte tan llena de vida
dibujando sonrisas ante las miradas
llevando tanto adentro y mil historias atrapadas.
Miírame y hazlo bien
No pienses que estoy loca si ando sola en este rumbo
No
no puedo dar lo que se me robó 


Para volver a amar debo sentir que vivo
Y no andar huyendo
Para poderte dar lo que un día fue mío
Y hoy ya no lo encuentro
Hoy solo busco pedazos de lo que un día fue
Un corazón abierto
Y no por ti, no por mí
Si no que el tiempo diga adiós a algún recuerdo.

Sé muy bien que intenté
poder recuperar los trozos que me quedan
de este corazón que amó sin ver medida
Y que hoy vive con miedo y anda a escondidas
Sé muy bien que no crees
al verme tan segura y con las fuerzas que camino
No
No, no puedo dar lo que se me robó 


Para volver a amar debo sentir que vivo
Y no andar huyendo
Para poderte dar lo que un día fue mío
Y hoy ya no lo encuentro
Hoy solo busco pedazos de lo que un día fue
Un corazón abierto
Y no por ti, no por mí
Si no que el tiempo diga adiós a algún recuerdo.

Yo sé que de apariencias no se vive
A quién engaño yo
No puedo amar, yo aún no puedo
No puedo.


Para volver a amar debo sentir que vivo
Y no andar huyendo
Para poderte dar lo que un día fue mío
Y hoy ya no lo encuentro
Hoy solo busco pedazos de lo que un día fue
Un corazón abierto
oh!, no, no...
Para volver a amar debo sentir que vivo
Y no andar huyendo
Para poderte dar lo que un día fue mío
Y hoy ya no lo encuentro
Hoy solo busco pedazos de lo que un día fue
Un corazón abierto
Y no por ti, no por mí
Si no que el tiempo diga adiós a algún recuerdo.

lunes, 23 de mayo de 2011

Lucas te fuiste! Hoy es un día muy triste 23 de mayo de 2011







Vaya mierda!!!!

Como te fuiste a morir, eras un amor, fuiste un perrito muy amado, hiciste mucho bien a todos en casa,
Nunca nunca te voy a olvidar siempre vivirás en mí, Lucas.
Era increíble, ahora estas dormidito y no me quiero despedir quiero que el cielo te de otra oportunidad, como hago?? con quien tengo que hablar, donde hay que pagar??? alguien respóndame!! por que no puedo parar de llorar.
Eras mi compañerito, ya nunca más me volví a sentir solita tu estabas a mi lado, porque tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu si solo eras capaz de dar amor,compañia, ternura.

El dolor que me embargo en este dia al sentir la perdida de un ser tan hermoso que siempre me causo felicidad y que siempre fue motivo de una sonrisa para mi vida ... siempre pude ver la felicidad de un ser diferente pero increíblemente hermoso en todo su ser ... Gracias  por hacer  cosas tan perfectas y como nos ha dado la oportunidad de convivir con animales tan hermosos como lo son los perros ...

Tiene que ser tan mierda la vida... para que pase esta injusticia!

Que hueco enorme dejas en mi vida!!!

Vaya Mierda!!!!!!

domingo, 22 de mayo de 2011

De "Poemas de amor" 1986 (Darío Jaramillo Agudelo)

Gracias Belén por esta maravilla de vídeo, por el honor de que grabaras conmigo
ahora esta engalanando mi blog... gracias!

video

Tu lengua, tu sabia lengua que inventa mi piel,

tu lengua de fuego que me incendia,
tu lengua que crea el instante de demencia, el delirio del cuerpo enamorado,
tu lengua, látigo sagrado, brasa dulce,
invocación de los incendios que me saca de mí, que me transforma,
tu lengua de carne sin pudores,
tu lengua de entrega que me demanda todo, tu muy mía lengua,
tu bella lengua que electriza mis labios, que vuelve tuyo mi cuerpo por ti purificado,
tu lengua que me explora y me descubre,
tu hermosa lengua que también sabe decir que me ama.

sábado, 21 de mayo de 2011

Quizá (Francisco Álvarez)


Percibo tu presencia sin estar a mi lado,
y oigo tu breve paso hallándote tan lejos;
siento tu escalofrío sin haberte tocado,
y aún cerrando los ojos me ciegan tus reflejos.

Veo pasar las sombras y en ellas te adivino;
cuando me roza el aire sé que son tus cabellos;
si me azota la lluvia, tus besos imagino,
y por ti son mis sueños inmensamente bellos.

Pero no reconozco tu risa entre las risas,
porque amarga tristeza te cubre con su manto;
y en el tropel de gentes ruidosas y con prisas
no estás, porque te encuentras en soledad y llanto.

Un aura te rodea solemne y misteriosa
que fascina mis ojos aunque nunca te han visto;
es quizá la nostalgia gentil y silenciosa
que permea tu vida y en que yo mismo existo.

No obstante, ambos sabemos que ha de llegar el día
en que la luz disipe la sombra en que vivimos;
y al resurgir pujante nuestra innata alegría,
hemos de ser de nuevo como otro tiempo fuimos.

Tú encontrarás un hombre que te bese y te cante,
y no habrá en vuestra entrega ni exigencia ni ruego;
yo volveré a mis sueños, inventando una amante
y escribiéndola versos, sentado junto al fuego.

Y al mirar al pasado desde el nuevo presente
de ilusiones azules y de esperanzas verdes,
una estrella en el cielo y una luz en tu mente
musitarás mi nombre… y quizá me recuerdes.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Pensarte es tenerte (Pedro Salinas)


¡Cómo me dejas que te piense!
Pensar en ti no lo hago solo, yo.
Pensar en ti es tenerte,
como el desnudo cuerpo ante los besos,
toda ante mí, entregada.
Siento cómo te das a mi memoria,
cómo te rindes al pensar ardiente,
tu gran consentimiento en la distancia,
y más que consentir, más que entregarte,
me ayudas, vienes hasta mí, me enseñas
recuerdos en escorzo, me haces señas
con las delicias, vivas, del pasado,
invitándome.
Me dices desde allá
que hagamos lo que quiero
-unirnos- al pensarte,
y entramos por el beso que me abres,
y pensamos en ti, los dos, yo solo.

martes, 17 de mayo de 2011

El amor (Luis García Montero)


Las palabras son barcos
y se pierden así, de boca en boca,
como de niebla en niebla.
Llevan su mercancía por las conversaciones
sin encontrar un puerto,
la noche que les pese igual que un ancla.

Deben acostumbrarse a envejecer
y vivir con paciencia de madera
usada por las olas,
irse descomponiendo, dañarse lentamente,
hasta que a la bodega rutinaria
llegue el mar y las hunda.

Porque la vida entra en las palabras
como el mar en un barco,
cubre de tiempo el nombre de las cosas
y lleva a la raíz de un adjetivo
el cielo de una fecha,
el balcón de una casa,
la luz de una ciudad reflejada en un río.

Por eso, niebla a niebla,
cuando el amor invade las palabras,
golpea sus paredes, marca en ellas
los signos de una historia personal
y deja en el pasado de los vocabularios
sensaciones de frío y de calor,
noches que son la noche,
mares que son el mar,
solitarios paseos con extensión de frase
y trenes detenidos y canciones.

Si el amor, como todo, es cuestión de palabras,
acercarme a tu cuerpo fue crear un idioma.

lunes, 16 de mayo de 2011

Transmigración del tacto (Juan José Alcolea)


Quiero guardar tu tacto
inmune en la memoria,
quiero librar tu imagen
de la erosión del tiempo,
quiero llevar donde el silencio diga
el turbio roce
de tu rumor de encuentro.

Quiero dejar la sombra y el gemido
de tu caricia en mi recuerdo impreso,
y el yugo abierto en que tu cuerpo yace
y el dulce cauce
en que te invado y muero.

Quiero, cuando las venas se adormezcan,
llevarme al aire tu clamor despierto,
tu latitud de musgo por mis manos
tu redención oscura por mis dedos.

Quiero de la mordaza de tus labios
dejar mi boca atenazada y, luego,
en las calladas tardes del olvido,
gozar su jugo de sabor intenso.

De tu perfil de poma y sembradura
quiero la curva doble de tu seno,
quiero la miel que grana en tus pezones,
quiero la negra llaga de tu pelo.

Quiero que tu presencia me ilumine,
ara en que de hombre me inmolé sin precio,
cuando los pulsos tardos se detengan
por las cavernas hondas de mi cuerpo.

Quiero en el margen quieto de lo sido
de tus pupilas su paisaje abierto
y por las turbias sendas de la muerte
hacer camino en tu presencia quiero.

Quiero llevar tu tacto
inmune en la memoria
quiero en las hondas yemas de mis dedos
robar la acequia que en tu piel se posa
y hacerla insomne
temblor...
siempre latiendo.

Porque tu tacto tiene
aromas imposibles,
porque tu boca tiene
orgiásticos venenos,
porque tus ojos miran
alquimias insondables
y en tu cintura habitan
mágicos advientos.

Y si es que acaso
un día aquí volviera
del implacable exilio del destierro,
que el palpitante hueco que desnudas
fuera de nuevo...
cauce
de mi cuerpo.

jueves, 5 de mayo de 2011

Los Cómplices (Gonzalo Rojas)


Te decía en la carta.

que juntar cuatro versos
no era tener el pasaporte a la felicidad
timbrado en el bolsillo,
y otras cosas más o menos serias
como dándote a entender
que desde antiguamente soy tu cómplice
cuando bajas a los arsenales de la noche
y pones toda tu alma
y la respiración
perfectamente controlada,
por mantener en pie tus rebeliones
tus milicias secretas
a costa de ese tiempo perdido
en comerte las uñas, en mantener a raya
tus palpitaciones,
en golpearte el pecho por los malos sueños,
y no sé cuántas cosas más
que, francamente, te gastan la salud
cuando en el fondo
sabes que estoy contigo
aunque no te vea
ni tome desayuno en tu mesa
ni mi cabeza amanezca en tu pecho
como un niño con frío,
y eso no necesita escribirse...